Valerio Cometti

Soy un verdadero amante del diseño, del “problem solving”, curioso insaciable constantemente atraído por los retos procedentes de los sectores más variados, estoy intensamente comprometido con una actividad de diseño capaz de restablecer el equilibrio entre búsqueda estética, diseño e innovación real, equilibrio hoy puesto en entredicho por el “decorativismo”.

Estoy convencido de que el diseño tiene que aportar algo más profundo al proyecto de lo que veo dando vuelta hoy en día: el diseño, como fuera un haz de rayos X, debe poder atravesar el producto, sin detenerse en la superficie del mismo, el diseño debe ser capaz de comunicar con los diseñadores, la logística, el empresario, con los ensambladores.

He querido formarme como ingeniero mecánico para desempeñar la profesión de diseñador, justamente para valorar todos los aspectos del proyecto y, egoístamente saber conservar mi estilo hasta la producción.

Además de disponer de los argumentos de la ingeniería, practico boxeo que ofrece otros argumentos útiles de respaldo para el proyecto.  

Ve a los productos