Gualtiero Marchesi

Gualtiero Marchesi ha hecho un pacto con la vida. Le ha pedido ser joven siempre y ha sido contentado. Un privilegio que se obtiene solamente una condición:  no envejece quien sigue interesándose por los jóvenes, quien le ofrece algo más que una pequeña porción de su tiempo, de manera que el tiempo a disposición, por pequeño o grande que sea, se transforma en espacio y, de espacio en un encuentro posible.
Desearlo significa reconocer la fuerza atractiva y coagulante de la enseñanza.

Ve a los productos